Dégerman asegura que el COVID-19 ha paralizado la actividad de la gran mayoría de los restaurantes y ha catapultado las fórmulas de comida para llevar (take away) y servicio a domicilio (delivery). En esta línea, la compañía ha seleccionado entre cuatro y seis modelos para que el reparto de proximidad sea un éxito. Cajas pequeñas térmicas perfectas tanto para hosteleros como pasteleros.

Y para facilitar la reapertura de la hostelería, Dégerman ofrece un bono del 10% de descuento en material válido hasta el 31 de agosto.

La empresa nació hace más de 50 años y está especializada en recipientes y contenedores isotérmicos portátiles que garantizan el transporte y conservación de alimentos en las mejores condiciones térmicas e higiénicas. Bajo el lema “calidad, innovación, confianza”, una de sus prioridades es conocer los problemas y necesidades de sus clientes, por eso ofrece asesoramiento personalizado para enseñarles a sacar el mejor rendimiento a sus equipos para que la distribución funcione correctamente.