TRANSPORTE DE ALIMENTOS LÍQUIDOS.

TRANSPORTE SEGURO DE CREMAS, SOPAS, CALDOS, ALIMENTOS LIQUIDOS Y SEMILÍQUIDOS:

El transporte de alimentos líquidos es un tema en el que, tanto nuestra Compañía como yo personalmente, nos hemos implicado intensamente a lo largo de nuestra historia industrial, y es, sin lugar a dudas, seña de identidad de nuestra empresa.

RECIPIENTES ESPECÍFICOS PARA EL TRANSPORTE SEGURO DE CREMAS, SOPAS, CALDOS,  ALIMENTOS LÍQUIDOS Y SEMILÍQUIDOS

Fabricamos desde hace 4 décadas los recipientes Mecan´hotel que son referente en las grandes Cocinas Centrales, Instituciones, Colectividades y Catering en general, desde que se comenzó con el transporte de comidas en nuestro país y nos hemos especializado en esta familia de productos desde entonces.

Antes de nada, quisiera explicarles que los alimentos líquidos, cremas, salsas, sopas, etc. en caliente pierden densidad cuando aumenta la temperatura y el conjunto del alimento adquiere presión, por lo que si no los cerramos convenientemente, se pierde el líquido y/o vapor y nos “pringa” todo durante el transporte, que generalmente se realiza en carros, furgonetas y furgones de reparto. Este sigue siendo un problema en la actualidad para muchos de Uds.

Cuando necesiten adquirir recipientes de transporte, además de que cumplan con el necesario Registro General Sanitario, ya que reciben la comida directamente(véase nuestro artículo anterior), tengan en cuenta que deben estar configurados de tal forma y modo que su estanqueidad esté asegurada.

Para facilitarles su elección, en cuanto a la forma, les recomiendo que el recipiente sea  lo más parecido a un ánfora ó botella, con altura y boca pequeña, a fin de evitar el “efecto oleaje”, es decir, que evite el derramamiento de líquido producido por las ondulaciones durante el transporte.

A nivel industrial, y determinado por las “leyes físicas”, les puedo confirmar que el formato cilíndrico es el que dispone de las mejores cotas de aprovechamiento interior y exterior, mejor gradiente térmico de temperatura por disponer de una tapadera pequeña, mayor maniobrabilidad y fortaleza del aparato, ya que es un elemento de transporte que va cargado y el reparto en muchos casos se realiza parcialmente manual.

La otra parte esencial del recipiente es su estanqueidad. Para ello es preciso una junta eficaz entre el cuerpo y la tapadera así como unos cierres bien potentes, mejor de tracción progresiva, que nos permitan cerrar el conjunto con garantías herméticas obteniendo una tensión homogénea en todo el perímetro de la tapa.

Se pueden utilizar cubetas “Gastronorm” con tapas herméticas para alimentos de cierta densidad, pero para líquidos, en la práctica,la estanqueidad no es suficiente y la junta de silicona se estropea rápido, siendo además muy costosa. De la tapa hermética, ya hablaremos con más detalle en otro momento; merece un capítulo aparte.

Sabemos que hay distintos tipos de materiales en los que se construyen los recipientes. Sin lugar a dudas,  el mejor con diferencia es el acero inoxidable, aunque como digo,  hay múltiples versiones en plásticos alimentarios, polietileno, polipropileno y policarbonato, pero donde esté el acero inoxidable para contacto directo con los alimentos calientes que se quiten todos los demás materiales, sobre todo para cocina caliente, por una cuestión de limpieza, desinfección, olores,  sabores y duración.

Actualmente contamos con dos gamas muy populares en el mercado: Los isotermos cilíndricos Mecan´hotel, construidos íntegramente en acero inoxidable de la máxima calidad, con herrajes, cierres y sistemas de estanqueidad y con grifo y sin grifo, de 5ltrs hasta 25 ltr y con los que hemos conseguido un prestigio internacional. Tanto la Armada como el Ejército son buenos exponentes de clientes que utilizan nuestros recipientes por su gran fortaleza y calidad. Y , el nuevo ligero, económico y eficaz sistema CALDOBOX de 15 y 22 Ltr, un sistema mixto: inoxidable su interior y polipropileno expandido de alta densidad en el exterior que permite llevar líquidos calientes o fríos, ó llevarlos fríos y calentarlos en destino.Realmente prácticos en servicios de eventos y banquetes donde están prestando un excelente servicio.

Como punto final, quisiera hacerles una interesante reflexión sobre el tema que estamos tratando en este artículo: “En los 80 y 90, la medida GastroNorm (530×325 m/m) se instaló en nuestro país como medida standard de la Hostelería y la Restauración en Europa y en España. Desde entonces se ha ido investigando y desarrollando por los principales fabricantes una tapadera hermética  fiable para líquidos en caliente. Hasta el día de hoy les puedo decir que esto sigue siendo un gran problema, todavía no esta bien resuelto, “La silicona y el acero no casan bien”.  Por ello, los recipientes específicos para líquidos (Mecan´hotel y Caldobox) son la opción más segura y fiable, con garantía térmica y de estanqueidad,  para la distribución de los primeros platos líquidos o semi líquidos y en general líquidos alimentarios”

Un saludo